judiciales

La Justicia de Quilmes investiga a un comisario, un subcomisario y un capitán, responsables la División Custodia de Personas, Objetivos Fijos y Traslado de Detenidos Quilmes.

Esta investigación llevó a la fiscal Ximena Santoro, acompañada por personal de Gendarmería Nacional Argentina a realizar allanamientos en la base de la mencionada división policial ubicada en Camino General Belgrano y Mosconi; y en los lugares donde la dependencia cumple funciones, que son la Guardia de los Tribunales penales de Quilmes, la Guardia de los Tribunales de Berazategui y la de Florencio Varela; y en el Cementerio Israelita de Berazategui. Los tres jefes policiales imputados están sospechados de extorsionar a uniformados del área en el manejo de horas CORES y por el presunto desvío de fondos que deben ser destinados a la recarga de combustible y mantenimiento de los patrulleros.

Según pudo confirmar el DIARIO ‘5 DíAS’, en noviembre del año pasado, una denuncia anónima que involucraba a los máximos responsables de la División Custodia de Personas, Objetivos Fijos y Traslado de Detenidos Quilmes, fue recibida en la Fiscalía de Instrucción y Juicio Nº7 a cargo de Ximena Santoro.

 

“EL 50% DE LAS HORAS CORES”

En la denuncia se hacía referencia a que el comisario, el subcomisario y un capitán exigían al personal policial que se encontraba a su cargo el 50% del importe correspondiente al pago de las horas CORES (Compensación por Recargo de Servicio); y en caso de que se negaran a cumplir con el pedido eran víctimas de represalias (traslados, modificaciones de horarios de trabajo, etc.).

 

VALES POR “DINERO CASH”

Durante estos seis meses, la fiscal Santoro también habría recabado información vinculada al presunto desvío de partidas presupuestarias (vales o tickets de combustible) que el Ministerio de Seguridad Bonaerense entrega a la División Custodia de Personas, Objetivos Fijos y Traslado de Detenidos Quilmes para el funcionamiento de los patrulleros -carga de gasolina o repuestos-. Esas partidas presupuestarias supuestamente se usaban para cargar gasolina en autos particulares de los jefes de la División; e incluso, se sospecha que se habrían cambiado los vales por dinero en efectivo en las estaciones de servicio.

 

DELITOS DETENIBLES

Desde noviembre y hasta la fecha, varios efectivos policiales de la División Custodia de Personas, Objetivos Fijos y Traslado de Detenidos Quilmes han desfilado por el quinto piso de los tribunales penales quilmeños donde funciona la Fiscalía Nº7 y durante su declaración testimonial habrían acusado a sus superiores por actos de corrupción.

Esta información habría llevado a la fiscal Santoro a concretar los allanamientos que realizó a última hora del jueves con la colaboración de personal de Gendarmería Nacional. De acuerdo a lo que trascendió se secuestró una importante cantidad de documentación, cuyo análisis llevará varias semanas.

No obstante el resultado del procedimiento judicial, este medio pudo confirmar que el comisario, el subcomisario y un capitán de la División ya fueron notificados de que están siendo investigados por “extorsión en concurso real con malversación dolosa”, son delitos detenibles, por lo que de comprobarse que extorsionaron a los uniformados reteniéndoles dinero y usaron partidas presupuestarias para su beneficio, irían a prisión.  

 

 

 

COMENTARIOS

Lucas escribió
Los nombres de los funcionarios porque no se puiblican, si ya fueron notificados, y el principio de inocencia se presume, otras personas pueden aportar nuevas pruebas a la causa. De todos modos una practica que lleva veinte años.///
08/05/2017 16:33

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios