baile

Un hombre fue identificado en las últimas horas como sospechoso del asesinato de dos adolescentes perpetrado a la salida de un boliche en Florencio Varela y otro fue detenido por poseer una pistola del mismo calibre que la utilizada en el ataque.

Fuentes policiales informaron ayer que la identificación del sospechoso y la detención de la persona que poseía el arma se produjeron en allanamientos realizados por pedido de las fiscales a cargo de la investigación, en la que hay otro hombre bajo arresto.

Asimismo, dijeron que el hombre de 31 años sospechado de haber participado del ataque a las cuatro adolescentes fue identificado, pero no quedó detenido, y será sometido a una rueda de reconocimiento con los testigos que declararon que había dos personas en el lugar donde fueron asesinadas dos jóvenes.

Las mismas fuentes reportaron que en los allanamientos también se detuvo a un hombre de 35 años por tenencia ilegal de una pistola 9 milímetros, marca Bersa, el mismo calibre que la utilizada en el ataque a las adolescentes en Florencio Varela.

El arma decomisada en el procedimiento tenía pedido de secuestro desde el 6 de junio del año pasado de una comisaría de La Plata.

En la vivienda del hombre detenido también se encontraron un cargador, 23 municiones, una gorra policial, correajes que usan los efectivos de seguridad y un handy.

Fuentes judiciales confirmaron que los investigadores pudieron constatar que tanto el sospechoso como el portador del arma son "conocidos" de Luis Weiman, el vigilar privado de 36 años detenido y acusado por doble homicidio agravado y doble homicidio en grado de tentativa.

Vanina Leal, abogada de Weiman, admitió hoy que su representado tenía una "relación asidua con tres de las cuatros víctimas", pero negó que el hombre haya participado del ataque.

"Weiman estaba en otro boliche", sostuvo la letrada en declaraciones al canal TN, y adelantó que el lunes el detenido prestará declaración ante las fiscales Mariana Dongiovanni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Florencio Varela, y Mariela López, de la fiscalía de Violencia de Género de Quilmes.

Dongiovanni y López se hicieron cargo de la investigación después de que el fiscal Hernán Bustos Rivas, quien instruyó el expediente, fuera apartado de la causa.

Por su parte, Julio Torrada, abogado de una de las sobrevivientes del ataque, reclamó hoy que se investigue si Weiman utilizaba a las adolescentes como "mulas" para ingresar drogas en los boliches.

"Se acreditó una relación entre el detenido y las chicas, las frecuentaba, las llevaba a su casa, les facilitaba dinero e iba con ellas a los boliches", dijo el abogado, al pedir que se investigue su accionar. El ataque fue perpetrado el sábado cuando un hombre disparó contra un grupo de adolescentes a la salida del boliche Santa Diabla, en Florencio Varela.

Sabrina Barrientos, de 15 años, y Denise Juárez, de 17, murieron en el acto, mientras que otras dos adolescentes fueron trasladas a los hospitales Mi Pueblo y El Cruce, ambos de Florencio Varela, en estado grave.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios