diabla

Familiares de las adolescentes asesinadas en Florencio Varela reclamaron ayer "que se haga justicia" por el ataque al grupo de amigas perpetrado el sábado, mientras las otras dos heridas de bala siguen internadas.

El boliche Santa Diabla, en tanto, fue clausurado por la Municipalidad tras comprobarse el ingreso de las cuatro víctimas menores de edad.

Un día después de los crímenes de Sabrina Barrientos, de 15 años, y de Denis Juárez, de 17, sus familiares las despidieron bajo un tenue lluvia en el cementerio municipal y renovaron su reclamo para que la justicia "esclarezca pronto" el ataque.

En ese marco, el fiscal Hernán Bustos Rivas tiene previsto indagar hoy al único detenido como posible autor de los crímenes, un hombre de 36 años que trabaja como vigilador privado y que fue señalado por allegados a Juárez como quien "acosaba" a la adolescente, dijeron fuentes vinculadas a la investigación.

Los abogados Sergio Contreras y Adrián Sabaris, representantes a los familiares de las víctimas, también se reunirán hoy con el fiscal para tomar un primer contacto con el expediente y analizar las cámaras de seguridad aportadas por el municipio y el boliche Santa Diabla, donde habían estado el viernes por la noche, horas antes del ataque.

Las familias de las víctimas mortales, así como las de las adolescentes heridas coincidieron en reclamar "justicia" y que "si el hombre que está detenido es el que disparó que pague" con "cárcel de por vida".

Asimismo, los padres de Juárez pidieron también ayuda a "quienes hayan presenciado ese momento" del ataque o vieron "a las chicas en el boliche" de avenida Calchaquí al 5200 que se presenten a declarar ante la fiscalía "para procurar determinar si es culpable o no" el hombre detenido.

"Pedimos que se haga justicia, nada más, era una nena", acotó su madre en diálogo con canales de televisión y aclaró que su hija no tenía "ninguna relación" con el detenido Nancy Saravia Roldán, madre de la adolescente de 15 años que sigue internada en el hospital Mi Pueblo, se sumó al pedido de justicia y señaló que su hija que recibió tres disparos "está muy complicada, sigue estando grave, ahora se le sumó (una afección) en los pulmones pero tenemos que esperar" su evolución.

"Tres disparos sufrió ella, en el cuello, en el estómago y en el costado", añadió la mujer a la prensa y señaló que su hija, que cumplirá 16 años el 21 de febrero, estaba internada en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica.

Sabaris remarcó que se trató de "una situación atípica, cuatro chicas masacradas a las 6 de la mañana, fue una cosa terrible" y consideró "fundamental" que el detenido declare mañana cuando sea convocado a indagatoria por el fiscal.

Contreras apuntó que "si este hombre era conocido de las cuatro víctimas y si llega a ser esta persona (el autor del ataque) sería un caso de homicidio criminis causa porque trató de eliminar a todas para que nadie lo apunte".

"Se siguen todas las líneas de investigación posibles para ver si fue él", añadió el letrado. Los abogados insistieron con que fueron atacadas "cuatro niñas de 15 a 17 años, habían salido del baile esperan el colectivo" y resaltaron que ellas "estaban normal, no están alcoholizadas, no estaban con más muchachos como para decir que hubo una discusión".

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios